chatarreria jareño

Entradas con la etiqueta ‘reciclado bronce’

Según se demuestra en un estudio publicado en la revista Journal of Archaeological Science, es posible encontrar claras evidencias de la existencia del reciclaje como concepto en la Prehistoria.

Los resultados del estudio muestran como el reciclaje de utensilios fue una práctica muy habitual durante el Paleontológico superior. En esta época el uso de herramientas recicladas era muy común en las actividades domésticas y estaba asociado a necesidades inmediatas.

DSC02111

¿Cómo surgen los utensilios domésticos reciclados?

El reciclado de este tipo de herramientas nace de la necesidad de disponer de una forma sencilla e inmediata un utensilio que facilite las tareas diarias de supervivencia. Sin embargo, las herramientas de caza no solían ser fabricadas con elementos reciclados, sino que se reciclaban para transformarse en herramientas dobles.

Este hecho, en parte, nos indica que una buena parte de esos utensilios no fueron concebidos en un principio como herramientas de doble uso, sino que cuando el artefacto fue reciclado se le añadió la segunda herramienta.

Recursos naturales empleados de manera sostenible

Tomando como referencia el comportamiento de los actuales indígenas, se observa como el reciclaje pudo ser una acción determinante en las poblaciones cazadoras y recolectoras del Paleolítico. Pero ¿por qué fue tan importante? Lo vemos a continuación:

Fue un movimiento importante a nivel económico pues además de incrementar la disponibilidad de los recursos se ha convertido en un factor muy relevante a la hora de interpretar los yacimientos que no solamente se trataba de lugares en los que poder vivir, sino que también eran espacios donde se aprovisionaban de recursos.

La reutilización de recursos hizo que estos humanos no tuvieran que desplazarse a los lugares donde se hallaba la materia prima para fabricar sus herramientas, pues utilizaban los utensilios abandonados por anteriores grupos de población y los reciclaban adaptándolos a sus necesidades.

¿Qué os parecen los ancestros del reciclaje? ¿Os imaginabais a los habitantes de la era del Paleontológico reciclando sus utensilios? ¡Déjanos tus comentarios!

Vía @ ECOticias

 

Hoy desde nuestra bitácora vamos a compartir un manual sobre cómo reciclar una lámpara de bronce antigua, que habitualmente encontraremos en cualquier chatarrería a un precio mínimo, convirtiéndola en una lámpara moderna con inspiración vintage, que proporcionará un aire elegante y cálido a tu hogar.

lamparas de bronce en la chatarrería

Lámparas de bronce dentro del contenedor de una chatarrería

A continuación explicamos el procedimiento a seguir para limpiar y sacar el brillo a lámpara, donde necesitaremos: limón, bicarbonato de sodio, vinagre blanco, harina, sal, una fuente pequeña, guantes de goma y un paño suave de algodón.

  1. Mezclar el bicarbonato de sodio con el zumo de limón, para ello echaremos una cucharadita de bicarbonato en una fuente pequeña y exprimiremos el limón por encima. La mezcla burbujeará inicialmente pero terminará asentándose.
  2. Para la mezcla también podemos utilizar vinagre, harina y sal. Combinaremos partes iguales de sal y harina en un fuente pequeña y agregaremos el vinagre que sea necesario hasta que se forme una especie de pasta.
  3. Una vez obtengamos un compuesto denso lo aplicaremos mediante el paño de algodón sobre la superficie de la lámpara frotando enérgicamente hasta observar que se encuentra suficientemente limpia. En caso de realizar el compuesto a partir de la mezcla con vinagre deberemos dejarlo actual sobre la superficie durante al menos 30 minutos.
  4. El siguiente paso será enjuagar la lámpara de cobre con agua corriente, secarla y darle brillo con un paño de algodón seco.

Seguidamente detallaremos los pasos a seguir para obtener nuestra lámpara de bronce reciclada al estilo vintage:

lampara de bronce reciclada

Ejemplo Vintage para reciclar una lámpara de bronce

  1. Una vez hayamos limpiado la lámpara a través del método explicado anteriormente, aplicaremos multisellador pigmentado color blanco o gris. Es aconsejable aplicar dos manos y esperar a que seque cada una de ellas hasta aplicar la siguiente capa.
  2. Aplicaremos también 2 manos de pintura acrílica semibrillante, esperando a que se seque cada una de las capas antes de aplicar la siguiente.
  3. Adornaremos con caireles cada uno de los brazos de la lámpara, atándolos con hilo elástico o bien con alambre cubierto de blanco.
  4. Podemos decorarla con ramas secas alrededor de los brazos e incorporar tiras de perlas blancas de diferentes tamaños. Las ramas o las perlas pueden sustituirse por otro a material según sean tus gustos.
  5. Incorporaremos de forma sutil algunas flores artificiales en color blanco, en la imagen magnolias.
  6. Es posible agregar pantallas textiles en cada uno de los brazos, o bien podemos simplemente conectar unas bombillas de tipo vela.

Como comentamos al inicio del post, los chatarreros y centros de recuperación de materiales cuentan con una inmensidad de productos a la espera de ser reciclados, que puedes conseguir a buen precio, dándoles una segunda vida y realizando elementos decorativos para tu hogar de forma original y única.

¿Te ha gustado este manual? ¿Tienes otras ideas y te gustaría compartirlas? ¡Déjanos tus comentarios!

Vía @ Blogmanualidades.com