chatarreria jareño

Entradas con la etiqueta ‘cables de nanotubos de carbono’

Es pasado octubre os hablábamos sobre una de las revoluciones en cuanto a conductividad eléctrica se refiere, los nanotubos de carbono como alternativa a los cables de cobre convencionales. Pues bien, hoy desde Lachatarra.es vamos a ampliar este tema y a explicaros cómo se reciclan las nanopartículas de este nuevo material.

Los nanomateriales se encuentran entre las sustancias más prometedoras, debido a su alto rendimiento mecánico, eléctrico y térmico. Pero, ¿qué es lo que ocurre con estos materiales cuando al alcanzado el final de su vida útil? Os lo contamos a continuación.

A través del proyecto Recytube se propone la reutilización de desechos industriales plásticos que contengan los citados nanotubos de cabono y que se hayan generado durante la producción del masterbatch (mezcla maestra), compounding (composición) o procesos de fabricación de moldeo por inyección. Estos desechos se emplearán en la producción de nuevos nanocomposites plásticos con valor comercial.

 

Así pues, durante la primera etapa del proyecto se identifican diversos métodos rápidos que podrían emplearse en la planta de producción a la hora de contabilizar la totalidad de nanotubos de carbono, para finalmente poder predecir las propiedades finales del material y su reciclabilidad.

Entre los diversos métodos estudiados se ha realizado una selección teniendo en cuenta la facilidad, el bajo precio y la constancia de sus resultados.

El paso siguiente dentro de Recytube se centra en el desarrollo de piezas para la industria eléctrica y electrónica empleando nanocomposites reciclados que contengan nanotubos de carbono, prestando especial atención a la evaluación sobre los cambios en el impacto medioambiental derivados del uso de nanocomposites de CNT reciclados, o lo que es lo mismo, los nanotubos de carbono recuperados.

Este proyecto se está llevando a cabo por un consorcio formado por tres pymes y un centro de investigación, las cuales son: Nanocyl (Bélgica), Colorex (Países Bajos), Faperin y Aimplas (España).

Entre todos se cubre por completo la cadena de valor de los nanotubos de carbono, desde la producción de nanocargas (Nanocyl), pasando por su incorporación a los materiales plásticos (Nanocyl y Colorex) y, finalmente, llegando a la fabricación de productos plásticos (Faperin). Aimplas coordina el proyecto y, como centro de I+D, ofrece asistencia técnica a los socios.

Vía @ Interempresas – Imagen @ Flickr Geoff Hutchison

  • El final de los cables de cobre podría estar más próximo de lo que parece, ya que investigadores de la Universidad de Rice, en EE.UU., han logrado obtener cables eléctricos a partir de nanotubos de carbono.

Una de las principales características de estos nanotubos de carbono es que puedan transmitir la misma corriente que cualquier cable realizado en cobre, con un peso menor y con una disminución de la pérdida de energía.

Este es un objetivo que se lleva persiguiendo desde la década de los 80 y podría suponer una reducción importante en el peso de los vehículos o los aviones, según se ha recogido en la revista Technology Review del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Ya ha sido demostrado por la Universidad de Rice, que este tipo de cables funcionan correctamente, por lo que se han puesto manos a la obra en el diseño de una futura línea de fabricación que inicie la producción de los cables eléctricos a partir de nanotubos de carbono.

Los nanotubos son estructuras tubulares con un diámetro similar al del nanómetro (la milmillonésima parte de un metro) de carbono, son muy resistentes a nivel mecánico y sus propiedades conductivas superan las del cobre. Aunque según la revista, surge un problema y es que las estructuras grandes no igualan las propiedades que tienen los tubos cuando se sitúan uno al lado del otro.

Además, estos cables también son capaces de transportar más electricidad a larga distancia sin pérdida de energía, lo que actualmente supone un problema para el sistema eléctrico con las instalaciones convencionales.

Por último, diremos que al estar confeccionados a partir de carbono y no de metal, su corrosión es nula, lo que nos lleva a la conclusión de que se trata de unos cables ligeros, resistentes, flexibles y con una mayor capacidad sobre la conducción de la energía a larga distancia sin pérdida de la misma. Sin embargo, de momento no se conocen las posibilidades de reciclaje de este tipo de cables.

A continuación podrás ver un vídeo, en inglés, dónde explican detalladamente el funcionamiento y la composición de los nanotubos de carbono.

¿Qué te parece este nuevo avance? ¿Podría suponer el futuro de los cables para la conductividad eléctrica? ¡Déjanos tu comentario!

Vía @ ElEconomista