chatarreria jareño

símbolo del reciclaje por Lachatarra.es

Verde, azul, negro, en círculo, triángulo o cuadrado, cuando vemos un símbolo similar al que hemos puesto arriba lo primero que nos viene a la mente es, el reciclaje.

Y es que este símbolo, en todas sus variantes, se ha convertido en el icono universal que representa cualquier actividad relacionada con el reciclaje de residuos independientemente de cuál sea su naturaleza. Pero ¿porqué esta particular forma?, ¿quién lo inventó? Lo vemos a continuación:

Este logotipo acumula ya más de 40 años a sus espaldas, por lo que muchos de nosotros ya lo conocemos desde bien niños e identificamos qué representa sin que prácticamente nadie nos lo haya enseñado. Sin embargo, hoy desde Lachatarra.es queremos brindar un homenaje a su creador resumiendo un poco la historia de este conocido símbolo.

Tal y como cuentan desde CNN Expansión, esta imagen fue creada por Gary Anderson en 1970, originario de Honolulu (Hawai), a raíz de su participación en un concurso promovido por la Container Corporation of América, una empresa dedicada a la industrial del papel que tiene su sede en Chicago, Estados Unidos.

Este concurso se puso en marcha con motivo de las actividades que la empresa llevó a cabo en el Día de la Tierra, que casualmente empezó a celebrarse también ese mismo año. El ganador, evidentemente, fue Anderson y en aquel momento, con 23 años, acababa de obtener su titulación de arquitectura.

Como premio, Anderson recibió una beca por valor de 2.500 dólares y le fue comunicado durante la Conferencia Internacional de Diseño de Aspen (IDCA). La retribución fue empleada para cursar sus estudios durante un año en la Universidad de Suecia.

Este distintivo, tal y como comentábamos al inicio del post, está reconocido mundialmente y cuenta con diversas variaciones que también sirven para conocer la procedencia de los residuos que son reciclables, así como para promover la Ley de las 3 ERRES: reducir, reutilizar y reciclar.

 

¿Conocíais esta historia sobre el emblema del reciclaje? ¿qué otras variaciones habéis visto que representen este mismo concepto? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

 

Según los últimos informes de la Unión Europea en España abusamos de los vertederos: un 53% de nuestros deshechos van a parar a ellos, frente al 38% de media en el resto de Europa. Y es que reciclar, aunque es crucial para la sostenibilidad, requiere tiempo, energía y recursos, así que hoy hablaremos de la opción más cómoda y útil de todas: El Preciclaje.

El Preciclaje o Pre-Reciclaje, como lo llaman algunos, consiste en pararnos a pensar en el impacto medioambiental de nuestros actos antes de consumir o generar residuos. Si minimizamos la cantidad de residuos creados evitamos el despilfarro de recursos y dinero, ahorrando así en todos los sentidos.

No son pocas las empresas internacionales que desde que se acuñó el término ‘preciclaje’ en la obra “50 cosas simples que usted puede hacer para salvar la Tierra” del año 1989, se han ido sumando a esta curiosa alternativa. Algunos lo consideran el paso previo a la regla de las ya conocidas tres “R”: Reducir, Reciclar, Reutilizar. Otros simplemente, lo ven como un apoyo a cada uno de estas fases.

Nube de etiquetas sobre preciclaje

Aplicado al ámbito doméstico, profesional o de ocio, hay unas pequeñas reglas que podemos seguir para hacerte todo un pre-reciclador activo. Para comprenderlo mejor, hemos extraído algunos curiosos ejemplos de la canadiense ciudad de Halifax, que tiene en marcha toda una iniciativa de Preciclaje digna de admirar:

- P

-          Pedir prestado o alquilar los artículos que sólo vas a usar de forma esporádica o puntual. No es necesario que todos tengamos de todo, los amigos y familia podemos compartir herramientas u objetos de uso no cotidiano, para ahorrar tiempo y materiales.

 

-          Donar la ropa, juguetes, libros, electrodomésticos, equipos deportivos… que no vayáis a usar si están en buenas condiciones. ¿Preferís que vayan al vertedero o que pueda aprovecharlas otra persona?

 

-          Ya que hablamos de compartir, no os olvidéis de vuestro medio de transporte. Los viajes compartidos son más gratos y beneficiosos para el medio ambiente.

 

-          Reparar: no todo tiene que ir a la basura. Por ejemplo, prendas de ropa, calzado, o aparatos electrónicos a veces sólo necesitan unos pequeños remiendos o ajustes para alargar su vida útil.

 

-          Envases reutilizables y compras a lo grande. Los recipientes de vidrio, por ejemplo, pueden usarse una y otra vez. Respecto al tamaño, podemos optar por productos concentrados para aprovecharlos mejor y nada de envasado individual, pues genera más residuos innecesariamente.

 

-          ¿Cuántas veces al día miramos nuestro e-mail o móvil? Elegir nuestra correspondencia vía digital nos aportará muchos beneficios ya que es rápida, cómoda y cuida del medio ambiente.

 

-          Bolígrafos reutilizables, cubiertos lavables, decoraciones con objetos reciclados, servilletas y pañuelos de tela… Optar por artículos que puedan ser usados más de una vez es una buena alternativa. En su defecto, podemos elegir aquellos que sean reciclables, ¡y depositarlos después en el contenedor adecuado!

 

Detener los residuos antes de que sean generados es el paso previo al reciclaje: evita llenar vertederos, la extracción de materias primas, reduce el consumo energético y la emisión de gases contaminantes.

¿Os unís al Preciclaje?, ¿Lo practicábais aunque no conociéseis la palabra?, ¿qué otras medidas se os ocurren? ¡Dejadnos vuestros comentarios!

 

De los 13,6 millones de toneladas de chatarra que se han producido a lo largo de 2012 en nuestro país, más de 11 millones toneladas han sido tratadas por nuestras industrias siderúrgicas, pese al descenso del 12%  que ha sufrido la producción de acero a causa de la crisis económica actual.

Pero no sólo ha bajado la producción, sino que también el reciclaje ha descendido un 10,4 %, por lo que podemos decir que esos 11,2 millones de chatarra suponen prácticamente un reciclado completo de todo lo producido.

En España, la producción industrial de acero depende siempre en mayor o menor medida del material reciclado, y cada tonelada de acero que se recicla supone un ahorro de 1´5 toneladas de  hierro, un 85% de agua, el 80% de la energía y un 85% de carbón.

 

Reciclando chatarra metálica

 

Para el proceso de fabricación de acero se utilizan dos métodos principalmente:

  • Siderurgia Integral: en horno alto y acería al oxigeno LD, donde la producción se realiza a partir de mineral de hierro y un 30% de chatarra para regular la temperatura.
  • Acería de horno eléctrico: en el que se puede utilizar el 100% de chatarra como materia prima.

 

Este último método ha supuesto además el 75% de esos casi 14 millones de toneladas producidas, mientras que la media europea apenas alcanza el 43% y la media mundial se queda en un 29%.

Respecto al tratamiento internacional de este tipo de residuos, en 2012 España ha importado 4,3 millones de toneladas que se procesaron cumpliendo, por supuesto, las garantías y controles medioambientales y de las cuales un 71% se volvió a exportar como material elaborado.

UNESID valora muy positivamente el papel de la siderurgia la economía del país puesto que ha contribuido con 2.100 millones de euros, un 57% más que en 2011, que supone además el 14% del superávit comercial no energético de España.

¿Tienes claro que el reciclaje es el futuro? ¿Ves en la economía “verde” una posible salida de la crisis? Déjanos tu comentario.

Aunque la industria del desguace y la chatarrería sean los principales encargados del reciclaje y reutilización de los deshechos metálicos, todos podemos aportar nuestro granito de arena por el medioambiente. Si además al hacerlo conseguimos un accesorio original y moderno pues ¡mejor aún!

Para la elaboración de esta pequeña manualidad sólo vamos a necesitar dos materiales: cuero para hacer la correa de nuestra pulsera y algunas piezas de metal reciclado para los adornos.

Recordad que la idea principal de esta labor es reutilizar productos que de otra forma serían desechados, así que para lograr una pieza verdaderamente sostenible quedará prohibido emplear materiales nuevos. Estamos seguros de que en casa tenéis material de sobra para elaborar esta original pulsera. ¡Sólo hay que ponerle un poco de imaginación!

Así pues, podremos emplear un cinturón viejo de cuero o bien algún cojín de un sofá de piel viejo que podamos cortar tiras… y unas tuercas pequeñas, de esas que probablemente todos tengamos en la caja de herramientas y acaban por no usarse nunca.

materiales para elaborar pulsera reciclada

1) Prepara bien los materiales

No tengas prisa, gran parte del éxito de la manualidad depende de ello.

Corta largas tiras de cuero, si te dan dos o tres vueltas a la muñeca mejor, le darán un aire más desenfadado a tu pulsera. Si tienes un cinturón de piel estrechito, prácticamente tienes este paso hecho.

Después selecciona cuidadosamente las piezas de metal que más te agraden, prestando especial atención a la forma y el color, pues ellas determinarán el estilo de la pulsera.

No olvides comprobar que el ancho de las tiras no es superior al agujero de las piezas o no podrás insertarlas después.

2) Limpieza y cuidados

Aunque se trate de chatarra, no queremos que lo parezca, así que debemos ponernos manos a la obra con la pequeña restauración de la materia prima de nuestra pulsera.

Para las tiras de cuero lo ideal es darles un poquito de crema hidratante y frotar con un paño. Verás cómo restaura la piel y qué suave queda.

Las piezas de metal frótalas bien con un paño seco, y si son de material oxidable, dales una capa de esmalte transparente que las impermeabilizará y las hará brillar como merecen.

¡Ahora sí parecen elementos de bisutería!

3) Montaje

Ya no tienes más que pasar el cordón de cuero por las tuercas y llevarlas al centro. Haz varias pruebas sobre tu muñeca hasta que se acomoden del modo que más te guste.

4) Cierre

Si la pieza de cuero que seleccionaste es un cinturón estás de suerte porque ya tienes una hebilla a la medida como cierre. Córtala y cósela al extremo de tu pulsera. Ayúdate de unas tijeras para hacer el agujero por donde pasar el cierre de la misma.

Si no dispones de una pequeña hebilla siempre puedes coser un cierre a modo de pasador, poner unos corchetes o incluso simplemente anudar los extremos.

pulseras de reciclaje

 

Esperamos que os haya gustado. Desde Lachatarra.es queremos recordaros la importancia de no desperdiciar nuestros recursos naturales, de buscar siempre ideas para reutilizar los residuos. Y, si no estamos inspirados, hay que tener siempre en cuenta que disponemos de un montón de centros especializados en el reciclaje de chatarra donde llevar los metales que no vamos a reutilizar.

Si os ha gustado o sabéis qué otras manualidades podríamos preparar con elementos cuyo destino final era la chatarrería, ¡no olvides dejarnos tu comentario!

 

 

 

 

 

 

Vía: ManualidadesOn – Fotos: stylehurricane

Según se demuestra en un estudio publicado en la revista Journal of Archaeological Science, es posible encontrar claras evidencias de la existencia del reciclaje como concepto en la Prehistoria.

Los resultados del estudio muestran como el reciclaje de utensilios fue una práctica muy habitual durante el Paleontológico superior. En esta época el uso de herramientas recicladas era muy común en las actividades domésticas y estaba asociado a necesidades inmediatas.

DSC02111

¿Cómo surgen los utensilios domésticos reciclados?

El reciclado de este tipo de herramientas nace de la necesidad de disponer de una forma sencilla e inmediata un utensilio que facilite las tareas diarias de supervivencia. Sin embargo, las herramientas de caza no solían ser fabricadas con elementos reciclados, sino que se reciclaban para transformarse en herramientas dobles.

Este hecho, en parte, nos indica que una buena parte de esos utensilios no fueron concebidos en un principio como herramientas de doble uso, sino que cuando el artefacto fue reciclado se le añadió la segunda herramienta.

Recursos naturales empleados de manera sostenible

Tomando como referencia el comportamiento de los actuales indígenas, se observa como el reciclaje pudo ser una acción determinante en las poblaciones cazadoras y recolectoras del Paleolítico. Pero ¿por qué fue tan importante? Lo vemos a continuación:

Fue un movimiento importante a nivel económico pues además de incrementar la disponibilidad de los recursos se ha convertido en un factor muy relevante a la hora de interpretar los yacimientos que no solamente se trataba de lugares en los que poder vivir, sino que también eran espacios donde se aprovisionaban de recursos.

La reutilización de recursos hizo que estos humanos no tuvieran que desplazarse a los lugares donde se hallaba la materia prima para fabricar sus herramientas, pues utilizaban los utensilios abandonados por anteriores grupos de población y los reciclaban adaptándolos a sus necesidades.

¿Qué os parecen los ancestros del reciclaje? ¿Os imaginabais a los habitantes de la era del Paleontológico reciclando sus utensilios? ¡Déjanos tus comentarios!

Vía @ ECOticias

 

Ya os hemos hablado en diversas ocasiones de la gran importancia que tiene para el medio ambiente la recuperación y el reciclaje de materiales. Pero ¿cómo se realiza y qué efecto tiene la recuperación del acero en nuestra sociedad? Os lo explicamos a continuación.

Junk SteelLos productos realizados en acero tienen una característica esencial derivada del hierro y es que son magnéticos, lo que hace que sean completamente distintos al resto de productos fabricados con otros componentes metálicos.

Recuperación de acero en los centros de tratamiento:

Por este motivo, la recuperación del acero u hojalata es sumamente sencilla ya que tan solo es necesaria la acción de un electroimán situado justo encima del flujo de residuos que circulan por la cinta de cualquier centro de tratamiento de residuos. De esta forma los elementos que hayan sido fabricados en acero quedarán automáticamente suspendidos y pegados sobre la banda magnética.

Plantas de compostaje:

De la misma forma se realiza la recuperación del acero en las plantas de compostaje, ya que también utilizan fracciones magnéticas que se encargan de separar los residuos de acero del resto de basura orgánica, que es recogida habitualmente por los servicios municipales de limpieza.

Plantas de incineración:

Otra forma de recuperar fácilmente el acero es la llevada cabo en las plantas incineradoras, ya que durante la incineración el acero es capaz de soportar calor y no se calcina ni se deteriora.

En España existen diversas plantas incineradoras que centran su actividad en la reducción del volumen de basura que se acumula en los vertederos y en la producción de energía a través de la incineración de los residuos domésticos, aunque en muchas de ellas ya cuentan con un sistema de electroimanes que evitan que el acero llegue a los hornos de incineración.

¿Qué beneficios aporta el reciclaje del acero?

Está claro que la recuperación y el reciclaje de la chatarra férrica es fundamental en los procesos metalúrgicos, pero ¿por qué? A continuación expondremos algunos puntos que os ayudarán a comprenderlo:

  • Cada tonelada de acero reciclado es capaz de ahorrar una tonelada y media de hierro y cerca de medio kilo de carbón, que es lo que se emplea para obtener el acero como materia prima.
  • Producir acero reciclado supone un ahorro en gasto energético cercano al 70%, y si hablásemos de agua el consumo de la misma se reduce en un 40%.

Estos motivos ya son suficientes para demostrar que el beneficio medioambiental es evidente y que puesto que los recursos naturales son limitados debemos unir nuestras fuerzas para aumentar y fomentar la recuperación de los materiales que se desechan, sobre todo cuando se trata de materiales empleados en tantísimos procesos productivos.

Vía @ ECOacero

Tal y como acordamos con vosotros al final de nuestro post: Los 10 metales más valiosos del mundo (Parte I), hemos vuelto a retomar el ranking para compartir con vosotros la segunda entrega de la lista elaborada por Discovery.

Metal FireworkAsí pues, continuamos con los últimos 5 metales que son considerados como los más valiosos del planeta:

6.- El Osmio:

El osmio es un metal de color azul grisáceo y que es considerado como uno de los elementos más densos de la Tierra. Es un metal que se caracteriza por su gran dureza y su elevado punto de fusión, lo que también hace que sea difícilmente manejable.

7.- El Paladio:

El Paladio es un metal precioso de color gris blanquecino y está bien valorado por su estabilidad en condiciones de calor, por su maleabilidad, rareza y por su capacidad para absorber una gran cantidad de hidrógeno a temperatura ambiente.

8.- El Renio:

El renio ocupa el tercer puesto en el ranking de los metales con el punto de fusión más alto y además se considera uno de los más densos. No es tan conocido como el oro o el platino, pero sin embargo es muy empleado en motores de turbina de alta temperatura.

9.- La Plata:

La plata se usa habitualmente en actividades como la joyería, fotografía, odontología y fabricación de monedas. Se trata de un elemento de color blanco y muy brillante que dispone de una inmejorable conductividad eléctrica y térmica, además de la menor resistencia de contacto.

10.- Indio:

El indio es un metal de color blanco que se obtiene tras procesar minerales como el zinc, el plomo, hierro o cobre. Se caracteriza por su rareza, excelente maleabilidad e increíble brillo.

Generalmente se suele emplear para realizar espejos que resistan a la corrosión, semiconductores o aleaciones de conductividad eléctrica en dispositivos de pantalla plana.

Aquí finaliza la segunda entrega de los 10 metales más valiosos del mundo. Como veréis muchos de ellos ni siquiera son de uso común y son difíciles de obtener, por lo que pensamos que seguirán siendo así de valiosos o más durante muchos años.

¿Conocéis otras aplicaciones en las que se de uso a alguno de estos metales tan valiosos y que no hayamos mencionado en el post? ¡Déjanos tus comentarios!

En nuestro día a día, encontramos a nuestro paso una gran cantidad de elementos fabricados con distintos metales, de los cuales siempre existen algunos que tienen más valor que otros.

Rusted Metal PatternsFactores como la importancia socioeconómica, la no reactividad, la capacidad de corrosión y la capacidad antioxidante, así como la rareza del propio metal, son los que nos permiten confeccionar la lista de los 10 metales más valiosos del mundo y que compartimos con vosotros en nuestro blog Lachatarra.es a través de 2 entregas:

1.- El Rodio:

Este metal es bastante raro y muy valioso, pues difícilmente se podrá encontrar en cualquier lugar. Comúnmente es utilizado por su brillo en objetos como luces, espejos o complementos de joyería, pero también ha cobrado bastante importancia en la industria del automóvil por tener un punto de fusión más alto y mejor capacidad para resistir la corrosión.

2.- El Platino:

El platino cuenta con propiedades como la maleabilidad, mayor densidad y una extraordinaria capacidad para resistir la corrosión. También es capaz de soportar grandes cantidades de hidrógeno.

3.- El Oro:

El oro es, sin duda, uno de los metales más preciados desde el inicio de los tiempos. Propiedades como la conductividad, la durabilidad o la maleabilidad, han hecho del oro uno de los metales más populares y con mayores opciones de inversión a nivel mundial.

4.- El Rutenio:

Este metal pertenece al grupo del platino y como tal refleja muchas de las características del mismo. No se sufre degradación a temperatura ambiente y responde a factores como la dureza, la capacidad de soportar elementos externos y como no, la rareza.

5.- El Iridio:

Este metal se caracteriza por su color blanquecino, por su elevado punto de fusión, su alta densidad y su extremada resistencia a la corrosión. El Iridio es un metal muy difícil de obtener y de manipular.

Aquí finaliza nuestra primera entrega de los 10 metales más valiosos del mundo. Muy pronto compartiremos con vosotros la segunda y última entrega, con los restantes 5 metales y las propiedades que los incluyen en este ranking.

Vía @ Discovery

¿Cómo se clasifican los residuos en función de su origen y naturaleza? Hoy en Lachatarra.es vamos a compartir con vosotros la Lista Europea de Residuos (LER), un instrumento que facilita la clasificación de los mismos sin la necesidad de realizar ensayos, ya que en el se encuentran cerca de 400 tipos de residuos, en función de la fuente que los ha originado.

La información la hemos extraído desde un documento en PDF que fue publicado en 2010, de la Fundación del Metal para la Formación, la Cualificación y el Empleo, ubicado en la sección “Sector Metal” de la página web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

A nivel español, la última LER se ha publicado en la Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, que es una transposición prácticamente literal de la Decisión 2000/532/CE, la cual presenta una única lista de residuos que deroga las dos listas anteriores (Decisión de la Comisión 94/3/CE y Decisión del Consejo 94/904/CE).

La LER está dividida en 20 capítulos en función de la fuente que genera los residuos, distinguiéndose además los residuos no peligrosos de los peligrosos. Los residuos metálicos que aparecen en ella son los siguientes:

Hoy vamos a hablaros sobre el aluminio y sus principales características compartiendo cierta información interesante que hemos encontrado en la web Aluminio.org.

El aluminio es un tipo de metal con innumerables propiedades que permiten que a través de su reciclado se puedan logran excelentes beneficios medioambientales, económicos y sociales. Por este motivo se considera que reciclar la chatarra de aluminio es una actividad sencilla y que es capaz de proporcionar un importante ahorro de materias primas vírgenes. A continuación enumeramos brevemente los beneficios:

  • La producción de aluminio a partir de la chatarra supone un 95% de ahorro de energía.
  • El metal conserva todas sus propiedades y características durante el proceso de reciclado.
  • El 100% del aluminio puede ser reciclado.
  • Material fácilmente maleable y por tanto, de fácil transporte.
  • El aluminio se revaloriza energéticamente aumentando su valor en la London Metal Exchange.
  • El aluminio puede reciclarse un número ilimitado de veces.

Las propiedades que hacen que el aluminio sea un metal tan valioso y con tantas posibilidades de aprovechamiento que hace que las tasas de recuperación y reciclaje de este material sean considerablemente elevadas.

Como comentamos en nuestro anterior artículo: El aluminio y el ciclo de vida del “metal verde”, éste es un material extremadamente ligero (1/3 del peso del cobre o del acero), con una excelente resistencia a la corrosión, algo importante en productos que requieren protección y conservación, que proporciona una buena conductividad de la electricidad y el calor, sin magnetismo ni toxicidad, con propiedades reflectoras de luz, impermeable y fácilmente deformable.

El aluminio alcanza unas tasas de reciclado en la Unión Europea (UE) muy elevadas pues se llega a reciclar hasta un 50% en envases, un 85% en materiales de construcción, y un 95% en elementos de transporte. Esto genera un impacto ambiental muy positivo, pues la producción anual de aluminio reciclado en Europa asciende a 4 millones de toneladas.